“El público se ve más identificado con Raquel Revuelta que con Kate Moss”

El modisto Pietro Valverde desvela su lado más sincero a los alumnos que asistieron a su charlaConferencia en Carmona

El modisto sevillano Petro Valverde comenzó ayer el ciclo de conferencias del curso Turismo, patrimonio y moda, con la charla Sueño y realidad, ofreciendo a los alumnos su cara más sincera. La coordinadora del seminario, Isabel Rodríguez, le presentó como un profesional de la moda que prefiere definirse como modisto y no como diseñador, por lo preciso del término. Además, le gusta que digan que es sevillano y andaluz, ya que nunca ha perdido el vínculo con esta tierra, a pesar de que reside en Madrid por motivos laborales.

“Les dije a mis padres que quería ser modisto y mi madre puso el grito en el cielo”, afirmó Valverde. Sus inicios fueron en una sastrería, aunque siempre prefirió la ropa de mujer. El problema al que se enfrentó este “niño de la posguerra”, según dijo, es que en aquellos tiempos las mujeres en Sevilla no iban al modisto, por lo que tuvo que coger una bolsa y trasladarse a Madrid. Sin embargo, llegar a la capital siendo andaluz “tenía un doble sentido”, porque la gente creía que los andaluces “sólo servíamos para tocar las palmas y contar chistes y yo no sabía hacer ni una cosa ni otra”. Los comienzos fueron muy duros para este modisto, pero comentó que es uno de los trabajos “más bonitos y gratificantes”.

El salto más importante lo dio gracias a la Infanta Elena, que le eligió como diseñador de su traje de novia. “Llevaba 11 años vistiéndola y sabíamos que si algún día se casaba nos elegiría”, pero no pudo evitar sorprenderse cuando le pidió que comenzase con el trabajo. El 18 de marzo de 1995, Petro Valverde, “un chico de provincia que se tuvo que marchar a Madrid para hacer lo que quería”, pudo dar a conocer a toda España su trabajo desde su ciudad natal. El vestido de la Infanta Elena, según el modisto, estaba inspirado en el patrimonio de Sevilla, por ejemplo, con los bordados que recuerdan al Alcázar. Por otro lado, recordó que el traje de la Infanta está expuesto en el Palacio de Aranjuez, así como los del resto de la Realeza, ya que son patrimonio histórico. También resaltó que en la Ceremonia Real se puso mucho interés en mostrar el patrimonio artístico sevillano. Por un lado, el Ayuntamiento decoró toda la ciudad y, por otro, el recorrido de la Infanta permitió lucir lugares tan importantes como el Alcázar, la Catedral, la Giralda y la Iglesia de El Salvador.

Con respecto a su estilo, Petro Valverde reconoce que trabaja en contacto con sus clientas y se implica en todos los diseños. “El 80% de la gente que va a mi casa son de más de la talla 40” y mayores de 30 años, por ello, elige a modelos que cumplan con este estereotipo: madres y empresarias. “El público se ve más identificado con Raquel Revuelta que con Kate Moss” dijo, y añadió: “Es muy bonito hacer una colección, pero lo que de verdad tiene de bueno mi profesión es el día a día”.

Además, habló del proyecto Moda de Sevilla, dirigido por Enrique Parrilla, reconociendo su gran esfuerzo. También contó que Rosamar Prieto le pidió que apoyase el proyecto el primer año y ha continuado haciéndolo. Sin embargo, reconoció que le da “rabia” que un cambio de gobierno signifique que “tengan que cambiar eso, no tiene por qué”.

Por otro lado, señaló que sus diseños no son expuestos en Cibeles, donde le justifican que es por falta de infraestructuras. “No entiendo que quiere decir eso”, explicó, ya que “hay diseñadores que fabrican en China, porque no tienen taller y yo sí lo tengo”. Además, dejó claro que no tiene miedo a hablar claro, ya que no recibe ninguna subvención, sin embargo, añadió que lo que gana en un año lo gasta en su colección.

Para finalizar, Petro Valverde comentó su faceta como profesor universitario, ya que también da clases de costura en Madrid. Le gusta enseñarle a los alumnos lo que es un taller por dentro, porque “algunos no han cogido ni un dedal”, y añadió: “Yo le digo a los alumnos que el lápiz es muy bonito, pero hay que probarlo en tela, hay que saberlo realizar”. Ante todo, el modisto destacó la importancia de los tejidos a la hora de confeccionar un traje, porque la parte práctica es lo más importante. Aunque también añadió que hay cosas que sólo se aprenden gracias a la experiencia, por ello, Valverde reconoció que el día que crea que lo sabe todo, deberá plantearse dejar la profesión. Por último, a las asistentes interesadas en el mundo de la moda les recomendó formarse y estar al lado de un profesional que les eche una mano, aunque “la base de este trabajo es aguja y tesón”.

Acerca de sarappm

Periodista desterrada, escondida en un rincón de internet. Mente inquieta. Amante de Android, casada con Google y viviendo un reciente noviazgo con Google+. Pero mi amor verdadero es Twitter. Me encanta idear...inventar y crear. ¡Ilusión y ganas! En busca de la felicidad. ¿Mis intereses? Todo lo que pueda entender y contar. Me conocerás en @sarappm.
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s