De mayor quiero ser… periodista

Cuando eres pequeñito sueñas con ser muchas cosas. Yo quise ser kiosquera, agente de viajes, vendedora de congelados, secretaria, farmacéutica o cualquier oficio que se me presentase. Una de las cosas que más me gustaba era escribir. Siempre quise escribir libros, aunque me conformase con pequeñas historias. Por ello, acabé interesándome por el periodismo y no por informática (que era la carrera que primero se me ocurrió).

Quizá los últimos suspensos en matemáticas me ayudaran a elegir, ya que no solía leer mucha prensa. Recuerdo que me gustaba grabar tertulias de políticos con la radio, hacer entrevistas a primos pequeños y cosas por el estilo, pero nunca le di importancia. Finalmente, me decidí por esta carrera. Un competitivo oficio en el que, hoy en día, hay que estar por vocación, ya que es muy sacrificado y no pagan bien. Tampoco suelen sobrar los puestos de trabajo y menos ahora, con la crisis económica y del papel. Además, cuando “trabajas” en un medio te das cuenta de que hay 1000 personas mejores que tú y mucho más preparadas. Por ello, piensas “¿qué futuro me espera? o ¿será esto para mi? Por mucho que tu jefe te diga que no tengas dudas de ti mismo, después de cambiarte todo el texto que elaboraste.

Después de cinco años de carrera inútil (ya he denunciado en otras ocasiones que no aprendes nada útil y práctico) y de cinco años sin plantearte ser otra cosa en esta vida, empiezas a sentir cierto agobio y ansiedad por el incierto futuro profesional que se presenta.

Pasan cinco años en los que profesores que trabajan en series con el papel de tonto del pueblo te enseñan a alejar tu personalidad de los textos. Te enseñan teoría sobre cómo escribir y te hablan sobre objetividad. Dicen que en las noticias no debes aparecer, que no tienes que utilizar expresiones personales, que tiene que emplearse un tono serio. En definitiva, te enseñan a hacer informaciones aburridas para un medio en crisis, como la prensa. Cuando llegas a las prácticas te dicen: dale un toque ameno, más fresco, más… No subjetivo, pero si diferente a lo que antes te habían advertido. ¿Cómo puede existir tal brecha entre los docentes y los profesionales que ejercen el oficio?

Realmente no les hago responsables. Hay compañeros buenos que han estudiado en esta facultad. Pero esta paradoja hace que tengas que eliminar 5 años de información errónea de tu mente y comiences un nuevo camino. ¿Desmotivación? Quizá…

El problema es que tampoco sirvo para camarera. ¿Es momento para buscar una nueva profesión? Ya no…

Acerca de sarappm

Periodista desterrada, escondida en un rincón de internet. Mente inquieta. Amante de Android, casada con Google y viviendo un reciente noviazgo con Google+. Pero mi amor verdadero es Twitter. Me encanta idear...inventar y crear. ¡Ilusión y ganas! En busca de la felicidad. ¿Mis intereses? Todo lo que pueda entender y contar. Me conocerás en @sarappm.
Esta entrada fue publicada en Personal. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a De mayor quiero ser… periodista

  1. Catherine dijo:

    Hola,

    Estimado blogger, visité tu blog y está excelente, me encantaría enlazarte en mis 2 sitios webs.

    Y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambos blogs con mas visitas.

    Espero tu Respuesta.

    Un cordial saludo

    Catherine Mejia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s