La triste historia de mi Samsung S3 roto y las relaciones humanas

Hola soy Sara y me compré hace 3 meses un Samsung S3.

Así sería mi presentación en una reunión de nomofóbicos anónimos. Pocos entenderían la tristeza que supone para mí que mi móvil tenga el cristal roto a pedacitos. Pocos entenderían que siga utilizándolo (porque funciona a la perfección) aunque me pinche. Hay dos razones fundamentales para esto:

  • La rabia por romper algo que me costó tanto dinero y esfuerzo.
  • El coraje por lo caro que cuesta arreglarlo.

samsung s3 roto

Además de la economía, la verdadera tristeza viene por el trastorno ocasionado. Como cuando se te rompe el coche un lunes y en el taller te dicen que tardarán una semana en tenerlo listo y que el arreglo costará casi lo mismo que lo que sacarías por el vehículo si lo vendieses… ¿Conocéis la sensación? Yo también.

El smartphone y las relaciones humanas

El 50% de mi trabajo lo hago desde el móvil. Sí, la excusa perfecta es que sin él no puedo trabajar en condiciones, pero… ¿Es sólo eso? Las relaciones personales han cambiado profundamente con cada innovación tecnológica que se ha aplicado a la comunicación. Desde el envío postal, pasando por el sms, hasta llegar al correo electrónico. Ahora tenemos tal volumen de herramientas para comunicarnos con nuestros amigos que a veces no nos ponemos de acuerdo en cuál usar.

  • Line o Whatsapp.
  • Facebook o Tuenti.
  • Un DM Twitter o un correo electrónico.
  • Skype o Google+.

Y si salimos de casa, lo primero que comprobamos es si llevamos el móvil y luego las llaves. O en una reunión de varias personas, algunos de ellos estarán charlando con otros desde su smartphone.

¿Es esto una enfermedad? Hay tiempo para relacionarnos de muchas maneras: cara a cara, en la distancia… Otros somos un poco más tímidos y nos resulta más fácil escribir lo que pensamos que decirlo, pero bueno, eso es otra historia.

Otra excusa que suelo poner es que si no eres capaz de mantener la atención de la persona que tienes enfrente es porque no eres lo suficientemente interesante para ella.

Y digo yo, ¿por qué no puedo hacer dos cosas a la vez?

Nota al lector:

* La interpretación del artículo es abierta, pero no se hará responsable al autor de la misma.

* Los usos no son normas. Cada uno allá con lo que quiera hacer con su vida.

Acerca de sarappm

Periodista desterrada, escondida en un rincón de internet. Mente inquieta. Amante de Android, casada con Google y viviendo un reciente noviazgo con Google+. Pero mi amor verdadero es Twitter. Me encanta idear...inventar y crear. ¡Ilusión y ganas! En busca de la felicidad. ¿Mis intereses? Todo lo que pueda entender y contar. Me conocerás en @sarappm.
Esta entrada fue publicada en Personal y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La triste historia de mi Samsung S3 roto y las relaciones humanas

  1. SamFdz dijo:

    Podemos decir que los smartphones han supuesto el cambio definitivo en las relaciones personales. Antes se podía tener relación con 1, 2, 5 o 9 personas a la vez, dependiendo del número de personas que estuviesen en tu misma reunión. Ahora se puede tener una conversación en persona, dos más en twitter, otra más en facebook, etc, etc.

    Soy el primero que echa mano al móvil en cuanto que puedo, o en cuanto que lo que tengo delante físicamente no me interesa tanto o no necesito prestarle tanta atención, así que no me quejaré si alguien hace lo mismo en mi presencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s