¿En qué momento comencé a equivocarme?

Hubo un día en el que dejé de escribir… Y ahí empezó todo. Antes, había algo que me hacía sentir especial, aunque luego no fuese para tanto. ¿Qué día dejé de crear sueños imposibles?
En ocasiones, sentía que la realidad era lo suficientemente abrumadora para dejar de pensar en futuros imposibles, pero siempre había una meta. Cuanto más lejos estuviese el objetivo, más me obsesionaba con él. Algo pasó… Algo que no me dejó seguir siendo ambiciosa. Quizá no fuese algo, sino un conjunto de situaciones, de realidades, de sueños rotos.
Antes tenía hasta sentimientos y un orgullo que me impedía llorar. Ahora me quedan debilidades que he ido acumulando por el camino.
Un día de estos, tanto mundo interior acabará por destruirme.
Ah, el miércoles vuelvo al médico… A ver si acaba ya esto.

Acerca de sarappm

Periodista desterrada, escondida en un rincón de internet. Mente inquieta. Amante de Android, casada con Google y viviendo un reciente noviazgo con Google+. Pero mi amor verdadero es Twitter. Me encanta idear...inventar y crear. ¡Ilusión y ganas! En busca de la felicidad. ¿Mis intereses? Todo lo que pueda entender y contar. Me conocerás en @sarappm.
Esta entrada fue publicada en Personal. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s